Ladrones se roban un cachorro y lo tienen que devolver

No hay nada más alegre que dar la bienvenida a un nuevo cachorro en casa. Hay algo tan especial en ese momento, que te cambia la vida cuando empiezas a formar un vínculo con un nuevo amigo.

Cuando una familia australiana llevó a casa a un nuevo cachorro llamado Sasha, estaban encantados. Así que no fue de extrañar que sintieran que su mundo se estaba desmoronando en el momento en que se dieron cuenta de que su casa había sido allanada y que Sasha había sido robada.

Cuando los australianos Ryan Hood y Elena Sardi recibieron en su casa a un adorable cachorro Labrador de ocho semanas de edad llamado Sasha, sabían que era una pareja perfecta. Su hija de cuatro años, Maia, también lo pensaba.

Desde el momento en que los dos se encontraron, quedó claro que estaban destinados a tener un vínculo especial.

Un día, la familia estaba fuera en una cita con el médico cuando los ladrones irrumpieron en su casa. Regresaron para descubrir que sus objetos de valor, incluyendo iPads, una computadora portátil y joyas, habían desaparecido. ¡Pero también se habían llevado a Sasha!

Aunque el cachorro solo había sido adoptado por la familia una semana antes del robo, Sasha ya se había convertido en una parte esencial de su hogar.

Sin embargo, hubo un pequeño rayo de esperanza, porque Sasha tenía un secreto especial que los ladrones probablemente no esperaban cuando se dirigían a la casa: ¡tenía un microchip!

El microchip es en realidad bastante barato, y el chip en sí, que se implanta sin dolor en el cuello del perro, es del tamaño de un grano de arroz.

Con la esperanza de que los ladrones estuvieran escuchando, la familia advirtió públicamente que si Sasha no regresaba a salvo, los criminales se arriesgarían a ser localizados si el microchip era escaneado.

Entonces, algo asombroso sucedió. Cuando Elena se levantó una mañana para preparar un café y pasó junto a una puerta corrediza, advirtió que algo se movía allí, al lado de la perrera. Efectivamente, era Sasha, que había sido devuelta.

Puede que no los haya absuelto de su crimen, pero al menos los ladrones hicieron lo correcto al final. Lo más importante es que la familia de Sasha finalmente tuvo a su nuevo miembro de vuelta a donde pertenecía, para alivio de todos, ¡especialmente de Maia!