Las lágrimas de un elefante al ser liberado después de 50 años con cadenas de espinas

Raju es un elefante que pasó casi cinco décadas de su vida en cautiverio, obligado a trabajar como elefante mendigo en las calles de Allahabad, India, hasta que su vida cambió repentinamente.

Wildlife SOS rescató al hermoso Raju y le dio el mejor regalo que pudo haber recibido: el regalo de una nueva vida. El elefante fue rápidamente amado por gente de todo el mundo después de que un video mostrara sus lágrimas rodando por su cara.

Apodado como el "elefante llorón", Raju estaba empezando de nuevo, y se convirtió en un símbolo de esperanza para los elefantes cautivos que siguen siendo explotados y abusados. Ahora, el dulce Raju está celebrando su cuarto aniversario de libertad en el Centro de Conservación y Cuidado de Elefantes de Vida Silvestre en Mathura, con una fiesta organizada por sus cuidadores en su honor.

Los rescatistas declararon que tuvieron que intervenir y actuar con rapidez, ya que estaban seguros de que la vida de Raju estaba en grave peligro si no recibía tratamiento veterinario inmediato y atención de emergencia.

Las cadenas alrededor de sus patas tenían púas que le estaban cortando la carne, y cada vez que se movía el pus salía de las heridas. Dolor y brutalidad era todo lo que conocía Raju.

Raju llegó al centro de rescate con desnutrición severa, dolencias en las patas y abscesos dolorosos en las caderas, por lo que requirió cuidados extensivos. Fue sorprendente su resistencia, y ha sido un honor para los rescatistas ver a Raju hacer este extraordinario viaje hacia la recuperación.

En Wildlife SOS no solo desean rescatar a los animales de situaciones de peligro, sino también proporcionarles una vida más segura, más feliz y más saludable después del rescate. Las heridas de Raju ya están curadas y su doloroso pasado es exactamente eso: el pasado. Raju está prosperando en su nuevo hogar, apreciando la compañía de sus amigos elefantes.

El elefante afortunado recibió un comedero colgante lleno de palomitas de maíz, un neumático de goma con sandías en su piscina y toda una pirámide de regalos con sus golosinas favoritas. Además, consiguió novia.

Siempre hay que tratar bien a los animales. Ellos son sagrados, y están en el mundo para que nuestra vida sea más divertida y feliz.