Le gentileza de un Husky Siberiano para jugar con un bebé

Crecer con perros puede ser una experiencia increíble para los niños. Vivir con los mejores amigos peludos y de cuatro patas no solo significa que siempre tienen a alguien con quien jugar, sino también que tienen un compañero leal para toda la vida.

Además, muchos estudios han demostrado que los niños que crecen con mascotas tienen un sistema inmunológico más alto y tienden a ser más sociales y compasivos.

El bebé en este vídeo tiene el placer absoluto de tener un amigo Husky Siberiano impresionante para jugar todos los días. Los Huskies suelen ser perros muy enérgicos, así que una vez que este pequeño aprenda a caminar, ¡tendrá a alguien con quien correr por toda la casa!

Ver la suave y paciente reacción del perro al saludo del bebé seguramente te traerá una sonrisa a tu cara.

Recuerda, siempre es importante supervisar a los niños cuando juegan con perros. Este Husky sabe exactamente cómo jugar suavemente con el bebé, pero otros perros pueden no estar tan afinados.

La mayoría de los perros acogen con agrado la llegada de nuevos integrantes a la familia, pero se deben tomar precauciones estrictas para garantizar que la introducción se realice de la forma más fluida posible.