Le tomó una foto a su perrita antes de ser sacrificada, y al verla supo que le quiso dejar un mensaje

Si has tenido la fortuna de tener a un perrito como mascota, sabrás lo especiales que pueden llegar a ser estos peludos amigos. Sin embargo, a veces pueden enfermar gravemente, obligándonos a tomar una dura decisión para acabar con su sufrimiento. Esto le pasó a este hombre, el cual fotografió a su perrita antes de morir y obtuvo un hermoso regalo.

Esta es la historia de Libra y su dueño, el cual la adoptó cuando esta era tan solo una pequeña cachorra. A medida que el tiempo pasaba, Libra y su dueño formaron una hermosa amistad, y se volvieron inseparables. A esta adorable perrita le encantaba salir a pasear y divertirse junto a su dueño.

Con el transcurrir de los años, Libra empezó a sufrir de algunas enfermedades. Al cumplir 15 años, ella estaba realmente mal, tenía convulsiones y sufría mucho. Ver a Libra en ese estado le producía un tremendo dolor a su dueño. El hombre evaluó la posibilidad de sacrificarla para acabar con su sufrimiento, pero no soportaba la idea de estar sin ella.

Su perrita antes de morir le dejó un hermoso regalo

Después de varios meses, el dueño de Libra tomó una decisión definitiva. Él realmente amaba a su perrita, pero sabía que sufría. Sabía que solo estaba alargando lo inevitable y que ella vivía un auténtico calvario. Antes de llevarla al veterinario en donde sería sacrificada, decidió llevarla a pasear y vivir un precioso momento con ella.

Y así fue, durante el paseo en auto, Libra disfrutó del viaje, y le brindó a su dueño una expresión de calma, serenidad y completa felicidad. Al verla, él no pudo evitarlo y le tomó una foto, inmortalizando el momento. Al llegar al veterinario, se despidió de Libra, pero aunque se despedía, siempre la tendría en su corazón.

Cuando llegó a casa y vio la fotografía con mayor detenimiento, se dio cuenta de que Libra le quería transmitir un mensaje. Él sentía que Libra quiso decirle que todo estaba bien, que había sido muy feliz con él y que todo estaría bien. La expresión de la perrita cautivó al mundo entero, pues transmitía una calma absoluta y una felicidad plena.

Aunque fue una decisión difícil, a veces esa es la mejor solución. Si los veterinarios aseguran que ya no hay nada que se pueda hacer por nuestra mascota y si ella sufre, lo mejor es tomar esta dura decisión. Así libraremos a nuestro perrito de su agonía y le brindaremos descanso y paz.