Los Beagles y la experimentación científica: sufrimiento animal en nombre de la ciencia

Los Beagles son la raza de perro que más a menudo se utiliza en pruebas con animales, debido a su tamaño mediano y su carácter naturalmente pasivo y sumiso. 

Los Beagles son utilizados en una amplia gama de procedimientos de investigación: investigaciones biológicas fundamentales, aplicada a la medicina humana, aplicada a la medicina veterinaria, y muchas otras.

Los perros siempre han sido considerados como el mejor amigo del hombre, pero sin embargo estos científicos no demuestran que sea así, ya que los encierran en jaulas y los obligan a soportar terribles experimentos.

Miles de perros son atormentados en laboratorios de Estados Unidos cada año. En todo el mundo cientos de miles de perros son utilizados y, finalmente, asesinados en crueles y absurdas pruebas.

Los perros son una de las principales especies en los estudios de toxicología. En estos estudios, grandes dosis de una sustancia de ensayo (farmacéuticos, químicos industriales, pesticidas o productos del hogar) se inyectan a los animales, lo que provoca que poco a poco se vayan enfermando.

Este informe periodístico de un programa de televisión, muestra cómo cientos de perros son salvados por Beagle Freedom Project, una organización sin fines de lucro que constantemente lucha por los derechos de estos perros y suele rescatar a cientos de perros cada año para devolverlos a su vida normal.

Gracias a esta organización, cada año se liberan perros y se crean más trabas para que finalmente estos laboratorios dejen de utilizarlos en sus crueles pruebas.