Los juegos pesados entre un Pastor Alemán y un pequeño Chihuahua

Los perros disfrutan mucho de los momentos de entretenimiento. Ya sea que jueguen con sus dueños, con otros animales de distinta especie o con los demás perros del hogar, ellos no pierden tiempo y siempre están dispuestos a demostrar la mejor predisposición para jugar.

Estos dos amiguitos del video, un Chihuahua y un Pastor Alemán, se hicieron amigos hace poco. Todo comenzó cuando la familia decidió buscarle un amigo al Pastor Alemán.

De esta manera, el Chihuahua fue el elegido por todos los miembros de la familia como la mascota ideal para complementarse con el Pastor Alemán.

En poco tiempo se hicieron amigos, compartiendo desde el desayuno de la mañana, los paseos en el vecinadario y los juegos de la tarde con los integrantes de la familia hasta el descanso de la noche.

Y en este video lo dejan bien en claro: son distintos en raza, en tamaño y hasta en carácter, pero algo comparten en común: el placer por jugar juntos.