Misma perrita diferente dueño: la demostración de que ellos no guardan rencor, un poco de cariño les basta

A menudo se ven estas situaciones, en donde los perros son abandonados en la calle a su suerte. Boni es una perrita que fue dejada en la calle, y Paty, su cuidadora actual, la encontró en una acera acostada y con miedo.

La perrita comenzó a ladrar y aullar asustada mientras se le acercaban; le lanzaron un poco de pan, ya que no podían acercarse, y así poco a poco se la llevaron del sitio a su casa. Tenía una herida bastante grave en la cabeza, parece que le habían clavado algo filoso.

Boni fue bañada, llevada al veterinario y alimentada, ya que también estaba desnutrida, y eso sumado al amor que le dio su cuidadora, dio como resultado la recuperación de la perrita.

Al cabo de un tiempo su herida ya había sanado y su miedo había desaparecido, porque había entregado su confianza a su nueva dueña, que hizo un excelente trabajo.

En el video se puede ver como la juguetona criatura ya consigue nuevos compañeros caninos y se desenvuelve con normalidad, mientras su herida sigue sanando.

Hay una moraleja muy hermosa que nos deja el vídeo, y es que deberíamos ser iguales a los perros o los animales: Ellos no guardan rencor, y pueden confiar en ti, aun cuando hayan pasado por situaciones complicadas; tan solo necesitan mucho cariño para volver a confiar.