Monos curiosos de Camboya se divierten con un coche a control remoto

Si tienes un mono como mascota en tu casa y todavía no sabes cómo divertirte cuando llegas cansado del trabajo, aquí tienes un método.

Los monos son inquietos y curiosos por naturaleza. Van de aquí para allá con una energía arrolladora. Para ellos, cada cosa que encuentran en su camino es motivo para examinarlas y pasar el rato tratando de entender para qué sirven.

Estos monitos de Camboya se encontraron con una bolsa plástica muy misteriosa que no llegaban a descifrar por qué se movía sola.

Cada vez que uno de estos monitos se acercaba a la bolsa para ver qué había en su interior, esta se movía en diferentes direcciones, provocando el susto momentáneo de los monos.

El secreto era que la bolsa tenía en su interior un coche a control remoto que era manejado por un hombre que demostró que los monos pueden llegar a ser más curiosos y persistentes que los gatos.

Los monos, que son primates con gran inteligencia, estuvieron largos minutos examinando la bolsa movediza, hasta que finalmente descubrieron lo que había debajo de esta.

Una vez que se encontraron con el coche a control remoto, se divirtieron un rato tratando de subirse al mismo para conducirlo.