Mujer dejó a su perro encerrado en su casa tras irse de vacaciones de fin de año y nunca volvió

Si tenemos una mascota y debemos realizar un viaje, y por algún motivo no podemos llevarla con nosotros, lo lógico es dejarla con un amigo o familiar para que la cuide mientras volvemos. Sin embargo, no todas las personas parecen aplicar la lógica. Así lo demostró una mujer que dejó a su perro abandonado al irse de vacaciones en diciembre, aunque ella nunca volvió.

El terrible hecho sucedió en el municipio Girardot, en el departamento de Cundinamarca, Colombia, específicamente en el Barrio Primero de Enero. Los vecinos de la zona se percataron de que el perrito de la desalmada mujer llevaba tiempo encerrado, sin comida ni agua. Por lo tanto, decidieron llamar a las autoridades competentes, quienes inmediatamente actuaron.

Al llegar las autoridades, se dieron cuenta que, en efecto, el pobre perrito no tenía agua ni alimento. Además de esto, quizá, en un intento desesperado, el animalito trató de escapar por una reja de la casa, quedando atrapado. Las autoridades se dispusieron a ayudar al perrito a salir de allí, y lo pusieron en adopción.

Dejó a su perro abandonado y a su casa también

Los vecinos aseguran que la mujer se fue de vacaciones en diciembre, y desde ese entonces dejó a su perro abandonado. Pero no sólo eso, sino que al sol de hoy, parece ser que también abandonó su casa. Todo parece indicar que la mujer se mudó y decidió quedarse a vivir en otra ciudad. 

Por suerte, el perrito recibió ayuda a tiempo y pudo encontrar una familia que estará dispuesta a cuidarle y darle muchísimo amor. No obstante, aún nos preguntamos ¿Cómo es posible que esta mujer haya dejado a su perro de esa forma? Es un ser vivo que, al igual que cualquier otro, necesita alimento, agua, y por supuesto, no estar encerrado.

Es decir, es obvio que un perrito encerrado no puede valerse por sí mismo, y de ninguna manera está bien dejarles en ese estado. Con lo fácil que hubiera sido darle acceso a alguien de confianza a la casa, o dejar al perrito en casa de algún familiar para que lo cuidara.

¿Es falta de sentido común o crueldad por parte de esta mujer? Sin duda, el hecho no deja de ser insólito, y obviamente, lo que hizo es maltrato animal. Por fortuna, hay personas que sí tienen corazón y saben que los perritos necesitan ser cuidados, mimados y amados siempre.

Ojalá que el pequeño pueda ser feliz junto a su nueva familia y jamás tenga que pasar por algo similar.