Mujer salvó a un pit bull de ser sacrificado y este no puede dejar de abrazarla

Cuando Kayla Filoon, una estudiante que se dedica a ser paseadora voluntaria de perros en un refugio de animales en Filadelfia, vio a un pit bull llamado Russ por primera vez, ella sabía que se había dado una conexión especial entre ellos.

Russ era un perro rescatado de la calle, y realmente fue un golpe inesperado verlo en ese estado”, contó Filoon. “No tenía pelo en su cola ni en las orejas, además de estar desesperadamente flaco por haber vivido varios meses sin comida”.

Kayla añadió: “Russ se sentó y comenzó a mirarme detenidamente, por lo que pensé que algo tenía que hacer, y cuanto antes”.

Kayla sabía que tenía que actuar con rapidez, ya que recientemente el refugio había tenido que sacrificar a varios perros. Y Russ, justamente, correría la misma suerte.

Cualquier perro enfermo era sacrificado, así que deduje que si no hacía nada, Russ sería sacrificado en poco tiempo”, dijo Kayla.

Así, al día siguiente, ella fue directo al refugio y completó todos los papeles necesarios para llevar a cabo la adopción.

Finalmente, Kayla y Russ se hicieron inseparables. Como si intuyera el buen obrar de su dueña, el pit bull se muestra agradecido y no se aleja un minuto de ella, ofreciéndole cariño constantemente como muestra de agradecimiento. Lo que se dice, un amor de verdad.

Ahora, Kayla espera que más personas sigan su ejemplo y adopten a perros enfermos en los distintos refugios de perros distribuidos por todo el mundo.