Niña molesta a su perro, pero el karma no tarda en llegar

Uno de los momentos más divertidos y esperados por las familias son las vacaciones, ya que es tiempo de descanso, relax y compartir salidas con la familia.

Entre todas estas salidas, una de las más relajantes es la de ir a la playa con las mascotas, ya que estas también necesitan un descanso para recargar energía.

Sin embargo, puede suceder que cuando los perros quieran descansar sobre la suave y tibia arena, una niña los moleste constantemente hasta hacerlos perder la paciencia.

Esta niña hizo eso mismo: tirada en la arena, comenzó a molestar a uno de los perros. Fueron tantos los empujones que le dio con su pierna, que cansado y con poca paciencia, el perro se levantó e hizo algo inesperado.

Para sortear un poco la situación, empezó a cavar un pozo para tener un lugar más fresco donde echarse, pera la vez, toda la arena que sacó fue a impactar directo al cuerpo de la niña, quien no tuvo más opción que apartarse del lugar. ¡Un buen merecido para una niña fastidiosa e irritante!