Niña tuvo un inesperado accidente con un lobo marino

Steveston Fisherman's Wharf es una zona pesquera ubicada en Columbia Británica, Canadá, la que cuenta con un gran muelle y un centro comercial que incluye varios restaurantes y tiendas donde se puede comprar pescado.

Hasta allí se acercan cada fin de semana miles de turistas para disfrutar del día y hacer compras.

En este día soleado, nadie esperaba lo que iba a suceder con este lobo marino. El mamífero pinnípedo estaba nadando en el agua, al lado de un barco, mientras los turistas le tomaban fotos admirando su hermosura.

Las personas, a pocos metros del lobo marino, se sorprendieron cuando emergió del agua para acercar su  cara a la cara de una niña que estaba observándolo. A todos les pareció algo pintoresco, casi como una postal de fin de semana.

Pero segundos más tarde, cuando la niña se apoyó sobre la baranda del muelle, el lobo marino emergió nuevamente, y sin poder evitarlo, tomó a la niña con su boca y la empujó al agua.

Michael Fujiwara, que fue quien filmó la escena, fue testigo de cómo al caer al agua, otro hombre se lanzó detrás de la niña para rescatarla.

Se supone que era un familiar de la niña, quien luego de salir del agua, sin ningún daño a simple vista, se alejó junto a su familia, todos muy desconcertados y asustados.