Niño de 11 años arriesga su vida para salvar a un perrito atropellado en una avenida de Brasil

A algunos perros inquietos y juguetones siempre es recomendable estar vigilándolos, tanto para que no hagan ningún desastre en el hogar como para que no se metan en líos. Después de todo, que un adorable perrito destroce el sofá o las cortinas de un hogar es algo que tiene solución. Pero sucede todo lo contrario cuando se meten en problemas más serios, como cuando son atropellados por un coche.

En Itajaí, Brasil, un niño de 11 años, fue al mismo tiempo testigo y héroe al ver cómo un perro era atropellado en una transitada avenida por un coche que se desplazaba a toda velocidad.


© Foto: Facebook / Rafaela Martins

El nombre del perrito accidentado es Mel, y sufrió un gran golpe por parte del coche, lo que le provocó quedar herido en medio de la avenida, mientras los coches seguían transitando a su lado y las posibilidades de sufrir un impacto mortal eran muy grandes.

Para su suerte, un niño de 11 años había visto toda la escena. Por fortuna, este niño era un gran amante de los animales, por lo que al ver qué le había sucedido al perro, no dudó un segundo en saber lo que tenía que hacer.


© Foto: Facebook / Rafaela Martins

El niño, que luego fue identificado como Jean Fernandes, de tan solo 11 años de edad, vio el problema en el que estaba sumergido el perrito. No se podía mover, estaba herido y los coches pasaban a pocos centímetros de su cuerpo, por lo que no era difícil adivinar que en cualquier momento otro coche lo pisaría y ese sería definitivamente el final para el perrito.

Una fotógrafa, Rafaela Martins, captó con su cámara todo el incidente, por lo que así esta historia pudo hacerse viral.

Fue una gran sorpresa cuando Mel, que nunca se había escapado de su casa, atravesó la puerta y corrió desesperadamente hacia la avenida. Esto fue visto por el niño, quien corrió detrás del perro y se desgarró cuando observó cómo era atropellado.


© Foto: Facebook / Rafaela Martins

La noticia recorrió varios portales de internet y llegó a la televisión, por lo que la madre del niño explicó que su hijo ama los animales y no era la primera vez que hacía algo así. Además, Mel es el perrito favorito del niño, por lo que se preocupó mucho cuando lo vio tirado en medio de la avenida.

Luego de llevarlo al veterinario, el niño y su familia volvieron al hogar con Mel, tratando ahora de cuidarlo más de cerca y brindándole mucho amor para que se recuperara rápidamente.