¡NO PASARÁS! Parecen decirle estos gatos terroristas a unos perros asustados

Muy pocas cosas pueden venir mal entre un perro y su dueño. Los perros han enfrentado a los coches, los ladrones, e incluso osos con el fin de proteger a los seres humanos. Sin embargo, hay un obstáculo que sigue confundiendo a los adorables perritos: los gatos.

Los gatos son capaces de detener a un perro de gran tamaño que desea transitar por “su zona”. No importa la cara de malo ni los colmillos que tenga el perro. El gato se quedará con toda su armonía mirando fijo al perro. Si un gato pasa a sentarse en las escaleras, en un portal o en un pasillo estrecho, todo está perdido. Incluso cuando el amado dueño del perro esté del otro lado llamándolo. El dolor grabado en la cara de los perros es suficiente para hacer que tú te conmuevas.

Tienes que admitir que un gato sentado en las escaleras es una cosa peligrosa. Para un ser humano, es el riesgo de pisar al gato y caer. Para un perro golden retriever llamado Box, el temor es de ser atacado. Él, obviamente, tiene un poco de historia desagradable con Chevy, el gato.

Tus participación es muy importante ¿Qué opinas de este extraño miedo que sienten algunos perros por los gatos a pesar de ser mucho más grandes?