No quisieron pagarle el tratamiento de los ojos y tras quedar ciego lo abandonaron

Una pareja que convivía con su mascota decidió dejarla abandonada tras haber perdido la visión. Este incidente fue ocasionado por la negligencia y falta de cuidados hacia el animal. Se trata de un perro joven, de tan solo tres años de edad, llamado Louis, que padeció una infección que resultó sumamente grave.

Louis, un perrito mitad labrador y mitad Shepherd, tuvo que enfrentar la extracción de sus ojos luego de que una infección, que no fue tratada a tiempo por sus dueños, dañara su visión por completo. Este animal ha enfrentado un gran sufrimiento por la pérdida de este sentido y, aun así, sigue en pie en busca de una nueva oportunidad en la ciudad de California, Estados Unidos.

 

 


© Foto: Instagram / Helen Woodward Animal Center

Una mala decisión contra Louis

Debido a las dificultades presentadas por la presencia de una mascota ciega en casa, la pareja decidió llevar a Louis a un refugio canino para dejarlo allí y no tener que cuidarlo. Esa decisión lo condujo al hogar Helen Woodward Animal Center, cuyo personal conoció su desafortunada historia y decidió darle cobijo.


© Foto: Instagram / Helen Woodward Animal Center

Al ser trasladado al lugar, el personal se percató de que el perro tenía fracturada una de sus extremidades tras haber sido arrollado por un vehículo. Desde entonces, dedicaron sus esfuerzos en proporcionarle a la mascota el máximo cuidado durante varias semanas para garantizar su mejoría. Su recuperación se dio sin inconvenientes, pero su pérdida de visión es irreversible.


© Foto: Instagram / Helen Woodward Animal Center

Pese a las adversidades que ha enfrentado Louis, este no es un perro rencoroso ante su situación. “El animal sufrió en manos de sus antiguos dueños, pero no muestra desconfianza o miedo contra los seres humanos. Él está listo para amar a otra familia”, indicó la directora de Helen Woodward Animal Center, Hella Tyler en una entrevista con 10 News.


© Foto: Instagram / Helen Woodward Animal Center

La defensora de animales, enfatizó en la responsabilidad que implica cuidar y convivir con una mascota. Se le debe dar alimentación de alta calidad, mantenerlo limpio para evitar infecciones, además de observar cualquier cambio en su estado de físico y de ánimo, para llevarlo inmediatamente a un centro de salud veterinario.

Finalmente, en Helen Woodward Animal Center buscan una nueva familia que esté dispuesta a prestarle mucha atención y darle mucho afecto. Louis, es una mascota dulce, cariñosa, sin ninguna secuela psicológica debido a los malos tratos recibidos y se encuentra a la espera de quien quiera adoptarlo como un nuevo miembro de su hogar, que verdaderamente quiera darle el amor que merece, el cual le fue negado por sus dueños anteriores.