Peluquera de mascotas demuestra que para ella no hay perrito agresivo que no pueda motilar

Cada cierto tiempo se recomienda llevar a tu mascota canina a la peluquería, especialmente si su pelaje es largo o muy abundante. Sin embargo, para los perritos puede ser una experiencia estresante, ya que quedan a merced de extraños y se separan de sus dueños. Mira cómo este perro se muestra agresivo en la peluquería pero se calma de un momento a otro.

Los perritos, al ver que sus dueños los dejan en la peluquería, pueden experimentar una gran ansiedad. Muchos se retraen, tiemblan de miedo, mientras que otros reaccionan de forma agresiva. Una buena peluquería canina debe saber cómo sobrellevar las situaciones más complicadas, y así lo hace cada día esta peluquería de renombre en Lituania.

Cada vez que deben atender a un perrito nervioso, el personal sabe bien cómo controlar la situación. Tal fue el caso de este perro agresivo que no se dejaba tocar, ladraba y mostraba los dientes. El perrito estaba muy tenso, y lo único que hacía era intentar alejar a cualquiera que se le acercara.

El perro se muestra agresivo en la peluquería, pero rápidamente se calma

No obstante, la mujer que lo iba a atender es una profesional. Ella sabe exactamente cómo ganarse la confianza de un can. La clave está en la paciencia, el cariño y el amor. Esta mujer fue acercando su mano poco a poco al perro, y cuando intentaba morderla, obviamente la retiraba. Sin embargo, ella no le demostraba miedo, y continuaba intentándolo.

En determinado momento, pudo tocar al perro, y le dio toques pequeños, rápidos pero seguros. Después de ver que el perro no intentó morderla, lo acarició, y de inmediato la actitud del perro cambió. Ya no mostraba los dientes y se le veía sereno y más relajado. De este modo, la mujer pudo atenderlo sin mayores complicaciones.

Este tipo de actitudes agresivas y otras, son muy comunes en las peluquerías caninas. Esto se debe a que los perritos se sienten inseguros, pues se quedan en un lugar extraño sin sus dueños y con desconocidos. Por ello, algunos tiemblan de miedo, mientras que otros adoptan una actitud agresiva.

Los estilistas que trabajan con perros deben saber cómo controlar a los canes. De esta manera, podrán trabajar más fácilmente y lograr que el perro se sienta seguro y cómodo. En ningún caso es aceptable el uso de violencia para controlar los casos de perros agresivos. Como lo señalamos antes, la paciencia y el cariño son la clave.