Perdió sus 4 patas, la cola y las orejas, pero esta gatita tuvo una segunda oportunidad para ser feliz

En Siberia, Rusia, la época de invierno puede traer consigo fuertes heladas capaces de poner en riesgo la vida tanto de humanos como de animales. Esta es la historia de una gatita llamada “Dymka” (por su traducción ‘niebla’ en ruso) quien fue víctima del azotador frío de Rusia, y debido a este perdió sus extremidades. Por fortuna, gracias al avance de la tecnología y a la disposición de veterinarios de gran corazón, pudo volver a caminar nuevamente.

De acuerdo a lo que se cuenta, esta gatita fue hallada por un conductor en las frías calles de Novokuznetsk en Siberia. El hombre buscando ayudar a este pobre animal, la llevó a la clínica Novosibirsk ubicada en la ciudad del mismo nombre. Allí, se constató que Dymka padecía de congelación tanto en sus extremidades, como en su cola y en sus orejas, tras haber estado expuesta al implacable frío siberiano durante tiempo prolongado.


© Foto: Kirill Kukhmar/TASS/Getty

Los profesionales se pusieron manos a la obra para hacer que Dymka caminara de nuevo

En vista de la condición en la que llegó la gatita la clínica, fue necesario amputarle sus patitas delanteras y traseras. Sin embargo, los profesionales de la clínica en donde Dymka fue recibida, se pusieron manos a la obra junto a los investigadores de la TPU (Universidad Politécnica de Tomsk) para diseñarle a la felina de 4 años, unas prótesis de titanio que le permitieran volver a llevar una vida normal.


© Foto: Kirill Kukhmar/TASS/Getty

Fue así que, tras utilizar tecnología de última generación, tal como tomografías computarizadas de las patitas de Dymka, y aplicando fosfato de calcio junto a los implantes de titanio impresos con tecnología 3D (que se combinaron con los huesos de la pierna de la gatita), pudieron colocarle los primeros implantes en las patas delanteras de manera exitosa y posteriormente lo hicieron en sus patitas traseras.


© Foto: Kirill Kukhmar/TASS/Getty

Tras más de seis meses de haberse llevado a cabo este importante procedimiento, en la actualidad puede verse como Dymka pudo recuperar su movilidad casi por completo con sus patitas de titanio. En un vídeo compartido en YouTube por la clínica que atendió el caso de la gatita, puede verse a la felina estirarse, caminar e incluso jugar como si nunca hubiese perdido sus extremidades, siendo sus patitas de titanio flexibles y con un fondo texturizada de color negro.


© Foto: Kirill Kukhmar/TASS/Getty


© Foto: Kirill Kukhmar/TASS/Getty

Cabe destacar, que hasta el momento Dymka ha sido el segundo gato en el mundo al que se le ha llevado a cabo un procedimiento como este. El primero, se realizó durante el año 2016 en un gato llamado Ryzhik (rojo), a quien tras perder sus extremidades se le aplicó este procedimiento quirúrgico para devolverle la movilidad.


© Foto: Vetclinika BEST

Durante las frías nevadas en invierno, decenas de gatos y otros animales presentan casos de congelamiento en las ciudades de Siberia. El congelamiento se da cuando los fríos extremos de invierno congelan la piel y los tejidos internos, generalmente de las extremidades, provocando en ocasiones, la muerte de dichos tejidos, y obligando a su amputación para salvar la vida.

Si tienes mascotas y vives en un lugar en donde hay temporadas de frío extremo, procura tomar todos los cuidados necesarios para evitar que estas puedan estar expuestas a situaciones tan peligrosas para sus vidas como esta.