Perra usada como cebo en peleas clandestinas se convierte en la mejor compañera de un bebé

Hace cuatro años, la vida de Christina Puglisi y su familia cambiaría para siempre después de arriesgarse a adoptar a Karma, una perra de raza Pitbull que fue adoptada en New York Bully Crew, una organización de rescate sin fines de lucro, después de haber sido encontrada maltratada durante una redada policial de armas y drogas en Paterson, Nueva Jersey.

La policía encontró jaulas repletas de perros usados para peleas ilegales escondidas, y Karma era usada como una perra de cebo, contó Puglisi. Por lo que ella sabe, la perra estaba atada a un árbol y era utilizada por otros perros para probar sus instintos de lucha. Karma también estaba muy quemada con ácido, y le habían arrancado el labio.

Sin embargo, Puglisi fue inmediatamente atraída por sus fotos en la página de Facebook de New York Bully Crew y finalmente adoptó a Karma.

Madre de dos hijos, Puglisi dijo que estaba un poco nerviosa por traer una perra maltratada a la casa de su familia.

Pero cualquier sombra de duda se hizo añicos después de incorporar a Karma a su hogar en Coram, Nueva York. Gran cantidad de adorables videos muestran lo amorosa que es la Pitbull para su nueva familia, especialmente para la hija de Puglisi.

En una, se la ve lamiendo los pequeños dedos del bebé, y en otra, saltando para ayudar cuando la niña se cae de risa en el sofá. Los videos obtienen decenas de miles de vistas en Instagram.

Desde el primer día, Karma fue amorosa y nunca ha habido un mal momento. Karma es increíblemente tranquila y llegó al hogar indicado.