Perrita culpable intenta esconderse al ser descubierta destruyendo el sofá

Una perra de raza Beagle está logrando desde hace varios días un éxito increíble en las redes sociales debido a cómo fue sorprendida por sus dueños cuando se estaba portando mal.

La pequeña Amora, que tiene solo un año, fue descubierta cuando se encontraba destrozando con su boca el sofá de la casa. Esta familia, que vive en São José dos Campos, en el interior de San Pablo, Brasil, se llevó el desastre de sus vidas y creyeron, a pesar de todo, que sería divertido difundir las imágenes.

Amora es una perra Beagle que tiene mucha energía y no le gusta estar sola. Ya ha masticado muchas cosas en esta casa estando sola, y si bien siempre la han regañado para intentar corregirla, aún sigue haciendo sus travesuras. Y Amora, cuando es sorprendida en la escena del desastre, acostumbra a poner cara de inocencia.

Ese día, la familia se había ido durante un rato, aproximadamente unos 20 ó 25 minutos. Tiempo suficiente para que Amora hiciera de las suyas, atacando el sofá sin piedad. Sus dueños trataron de mantener la calma, porque habían leído en varias páginas sobre la raza Beagle que destruye cosas con frecuencia. Aunque a decir verdad, Amora es tan cariñosa y buena que todo el afecto y amor que le da a su familia compensa el crimen.

Esta raza de perros, si bien tiene toda la apariencia de ser dócil y tranquila, tiene un instinto animal que la lleva a hacer estas cosas como la del video.

Es que en la antigüedad estos perros eran entrenados no como mascotas, sino como perros de caza, por lo que pasaron muchos años viviendo de esta manera, alertando a sus dueños cuando había una presa cerca.

Otras cosas que te sorprenderán que sean capaces de hacer estos perros es el ladrido constante, algo que puede llegar a ser molesto no solo para los dueños, sino también para los vecinos. El ladrido era usado por estos perros para avisar a sus dueños cuando la presa estaba muerta o se acercaba.

Otra particularidad de esta raza es su gusto por cavar pozos. Sí, estos perros son grandes entusiastas cuando se trata de hacer pozos. Imagina volver a tu casa y ver que el jardín está todo removido.

Sabiendo esto, no resulta extraño lo que hizo Amora, que reconozcamos que es muy bonita y nos derrite con su carita angelical, pero nos deja totalmente sorprendidos por el desastre que hizo en el living de esta casa de una familia brasileña.