Perrita lleva dos años esperando a su dueño en el hospital donde murió

Esta perra llamada Masha espera desde hace dos años en un hospital de Novosibirsk, Rusia, que su dueño fallecido regrese.

Un hombre murió dos años atrás, y desde entonces, la perra permaneció día y noche frente a las puertas del hospital, aguardando seguramente a que su dueño se cure y volver a la casa junto a él.

Así, la perra se ha transformado en la mascota del centro médico ya que es muy tranquila y obedece al personal. En dos oportunidades, pacientes del centro intentaron tomar en adopción a “Masha”, pero el animal siempre terminaba volviendo al hospital.

Su dueño, que era un anciano jubilado, ingresó gravemente enfermo al hospital proveniente de un pequeño pueblo, acompañado por su mascota. Luego de un tiempo internado, en la que el animal era su única visita, el hombre murió, pero ella siguió esperándolo.

Masha posee comida caliente y una camita donde dormir, pero todos saben que ella está triste y que solamente sigue esperando a su dueño.