Perrita no se quería dejar rescatar hasta conseguir que salvaran también a sus cachorritos

Muchos perritos son abandonados y dejados a su suerte por personas crueles y sin corazón. Así hicieron los dueños de Ricitos de Oro y de su compañero, un perro de color café oscuro. Esta perrita es rescatada junto a sus cachorros y su compañero; ellos vivían en un basurero en las peores condiciones.

Cuando unos voluntarios del refugio de Baltimore encontraron a Ricitos de Oro y a su amigo, de inmediato supieron que necesitaban ayuda con urgencia. Gracias a que una persona se había percatado de que estos perros vivían en el basurero, fue posible cambiar la vida de ambos y de los cachorros de Ricitos de Oro.

Los voluntarios se dispusieron a llevarse a los dos canes al refugio, pero la perrita se negaba a abandonar el lugar. Pronto sus rescatistas descubrirían que esta perrita era madre de tres adorables cachorros, pues escucharon cómo estos lloraban. Ricitos de Oro tenía dos lindos perritos negros y uno de color marrón claro.

Esta perrita es rescatada junto a sus cachorros y pronto todos tendrían la oportunidad de una nueva vida

Al llegar al refugio de Baltimore, los perros fueron examinados para descartar cualquier problema de salud. El perro café oscuro gozaba de buena salud, sin embargo, Ricitos de Oro tenía una salud deficiente. A pesar de estar desnutrida, ella continuaba como toda una madre guerrera amamantando a sus pequeños cachorros para asegurar su supervivencia.

Ricitos de Oro está siendo alimentada con comida enriquecida con vitaminas para que su salud se recomponga. Asimismo, sus cachorros continúan alimentándose de su leche materna para así crecer sanos y fuertes. Y es que no hay nada mejor que el amor de mamá para sentirse seguro y protegido. Por fortuna, estos tres pequeños cuentan con una gran madre.

De acuerdo al personal del refugio y rescate animal de Baltimore, Ricitos de Oro es una excelente mamá. Ella protege a sus cachorros día y noche, los lame para mantenerlos limpios y se acurruca con ellos para darles calor y mucho amor. El amigo de Ricitos de Oro ya fue adoptado, pero ella tendrá que seguir cuidando de sus pequeños.

Hasta que los cachorros de Ricitos de Oro no tengan la edad suficiente para ser adoptados, continuarán junto a su mamá. Cuando llegue el momento, tanto mami como sus cachorros podrán ir a un nuevo hogar en el que recibirán mucho amor y serán felices tal y como lo merecen.