Perro atrapado entre una colina y un arroyo es rescatado a tiempo

Es un placer gratificante ver cómo los seres humanos auxilian a los perros cuando están en problemas y con sus vidas en riesgo. Es algo que todos deberíamos imitar.

Cuando los rescatistas llegaron al lugar, se encontraron con un perro atrapado al pie de una colina y al lado de un caudaloso arroyo en Bulgaria.

Se presume que llegó hasta allí por propia voluntad, pero al querer cruzar el arroyo, quedó intimidado y sin posibilidades de volver por donde había llegado.

Después de todo, de haber ingresado al arroyo, su final hubiera sido trágico, ya que las fuertes aguas del arroyo lo hubieran ahogado.

El equipo de rescatistas bajó por la pendiente de la colina hasta el arroyo. Debieron tener mucha paciencia, ya que el perro, de raza Karakachan, estaba asustado y dispuesto a morder a quien se acercara.

Pero ese no era el único problema, ya que también hacía mucho frío, lo que podía provocar que el perro sufriera una hipotermia. O por qué no, ser arrastrado por la fuerza del agua.

Pero con mucha paciencia y la ayuda de una jaula fue suficiente para poder sacarlo de ese lugar.

Sus días posteriores estuvieron enfocados a la recuperación de su salud y a brindarle mucho cariño.