Perro con sarna recupera las ganas de vivir

La sarna es una enfermedad parasitaria de la piel causada por ácaros microscópicos. Dos diferentes ácaros de la sarna son la causa de la enfermedad de la piel en los perros. Uno de estos ácaros vive bajo la superficie de la piel, mientras que el otro reside en la profundidad de los folículos pilosos.

Este perro abandonado estuvo viviendo en las calles durante un largo tiempo, luchando no solo contra el hambre, sino también contra la sarna.

Pero fue rescatado. Y lo que parecía un destino inevitable y trágico, dio un giro de 180 grados.

Tuvo que ser sometido a un arduo tratamiento para dar fin a la sarna que estaba sufriendo su piel. Con medicamentos, baños varias veces por día y especialmente mucho amor, poco a poco fue recuperando su salud.

Después de varias semanas, se lo pudo ver mucho más contento, sano y feliz. Y no era para menos: unos seres humanos tuvieron un gran corazón al sacarlo de las calles y devolverlo a la vida.