Perro es reprendido por portarse mal y este intenta disculparse con sus patitas

Cuando llegas a casa y te encuentras con que tus dos perros estuvieron toda la tarde peleando entre ellos y portándose mal mientras no estabas, ¿no quieres gritarles de vez en cuando por ser perros indisciplinados?

Puedes incluso sentir que tu perro sabe que hizo algo mal y tiene esa "mirada culpable". Así encontró a su perro este joven, pero no haciendo un desastre en la casa, sino peleándose con el otro perro que vive en la misma casa. O sea, ¡peleando con su hermanito!

Este perro había estado durante un rato peleando con su hermanito de cuatro patas, hasta que fueron vistos por su dueño. Inmediatamente hizo ingresar al más grande de ellos a la casa, dejando al otro en la parte exterior, en el jardín.

Entonces el joven se sentó para hablar con su perro, ya que se estuvo portando mal y no es algo que les haya enseñado a sus mascotas. El regaño fue duro pero a la vez cargado de complicidad. A cada palabra que decía el joven, su perro le contestaba.

En un momento el perro se acostó y siguió escuchando el regaño en esa posición, pero después volvió a incorporarse para ofrecerle sus patitas y sellar la paz con su dueño, quien a pesar de que se moría de ganas de abrazar a su amado perro, quiso dejar las cosas en claro para que sus perros no se peleen cuando él no está en el hogar.

Según un estudio de 2009, los perros no se sienten culpables, y cuando vemos la reveladora mirada culpable en sus rostros solo estamos asignando emociones humanas porque creemos que saben lo que hicieron mal.

Si queremos regañar a nuestro perro por pelear con otro perro, debemos asegurarnos de que el momento es el correcto para no confundirlo y disciplinarlo cuando no lo necesitemos.

Cualquier tipo de corrección debe ser ejecutada solo en el momento de la infracción. Los perros viven el momento y no tienen memoria como nosotros. Si regañas a tu perro por un accidente que tuvo hace tres horas, será tan efectivo como regañarlo de la nada.

Una mirada culpable puede significar que tu perro trata de decirte que te calmes. Si te acercaras a tu perro ahora mismo y comenzaras a gritarle, tendría la misma reacción que si le estuvieras regañando por algo que hizo hace minutos u horas.

Siempre es importante señalar que es necesario minimizar la cantidad de correcciones utilizadas para con un perro. Dicho esto, cuando sientas que tu perro necesita una corrección, es esencial que lo hagas adecuadamente para que sea eficaz y evites confundir a tu perro.