Perro fiel no se resigna a despedirse de su compañera fallecida y cuida su cuerpo durante 2 semanas

Los perros son más parecidos a los humanos de lo que podemos imaginar. Y es que estos animalitos aman con tal intensidad, que se aferran a sus seres queridos tras su partida. Así es la historia de Arong, un perrito que no puede dejar ir a su esposa fallecida y se mantiene a su lado incluso después de dos semanas.

La historia de este perrito es trágica y muy conmovedora. El pequeño Arong se enamoró de Darong, una dulce perrita que vivía con un abuelito. Después de un tiempo, Darong quedó embarazada de Arong, sin embargo, su parto fue complicado y los cachorritos fallecieron. Tras la pérdida de sus cachorros, Darong también falleció, aparentemente por no expulsar la placenta, la cual causó una terrible infección que provocó su muerte.

Arong no pudo superar el fallecimiento de su amada y permaneció junto a ella por dos semanas junto a un río. Al parecer, y de acuerdo a lo señalado por el abuelo, dueño de Darong, ellos (Arong y Darong) solían jugar y corretear junto al río. Quizá por ello Arong resguardaba el cuerpo de su amada junto al río. A pesar de su gran amor, permanecer cerca del cuerpo en descomposición de Darong era perjudicial para su salud, además de que estaba expuesto a la intemperie.

Este perrito que no puede dejar ir a su esposa sufrió mucho, pero era momento de seguir adelante

Fue entonces que un grupo de rescate hizo lo posible por salvar a Arong: era momento de que dejara ir a su esposa. Arong se mostraba agresivo cada vez que alguien intentaba acercarse, además, había dejado de comer. Por lo tanto, su salud estaba en peligro, y era necesario actuar rápido. Fueron necesarias varias personas para atrapar a Arong, pero finalmente lo lograron.

El veterinario estaba preocupado por la salud de Arong, pero tras un examen se determinó que su salud era perfecta. A pesar de que Arong no era del abuelito (dueño de Darong), él decidió adoptarlo, ya que Darong era su única familia y ahora solo le quedaba Arong. Este perrito sin duda sufrió mucho, pues perdió a sus hijos y a su esposa.

No obstante, después de todo, pudo encontrar a alguien que fuera su familia y que le brindara mucho amor y apoyo. Esta historia nos demuestra lo leales que son estos animales y la intensidad con la que pueden llegar a amar.