Perro fue etiquetado como peligroso, pero bastó un poco de amor y caricias para cambiarlo todo

Este conmovedor video es una prueba más de que todos los perros realmente lo que quieren es una oportunidad para ser amados. Cruz, un gran perro pit bull, fue marcdo como agresivo cuando apareció en un refugio de la ciudad de San Bernardino, California.

Cuando María Sánchez, una voluntaria del refugio canino fue a verlo, se encontró al pit bull encogido en su pequeña celda de la perrera, lloriqueando y en completa soledad.

Pero la voluntaria Sánchez se arrodilló junto al perro y comenzó a hablarle con calma y serenidad, con una voz tranquilizadora. Pronto, el perro pit bull se fue acercando más y más hacia Sánchez, hasta que finalmente se puso al lado de ella para recibir caricias.

Fue como si un interruptor se activara y el perro pit bull pasara de ser peligroso, agresivo y con apariencia de pocos amigos a un perro dócil, cariñoso y pacífico. Todo lo que quería era un poco de amor y caricias.

Este conmovedor video demuestra que con un poco de cuidado y compasión, la actitud ácida y agresiva de un perro se puede modificar. Sólo es cuestión de darle un poco de amor y paz. Y no someter a los perros a situaciones tensas o de violencia.

Lo mejor de todo, la historia de Cruz tuvo un final feliz. Sánchez informó hace poco en su cuenta de Facebook que el perro fue adoptado.