Perro héroe le salvó la vida a una bebé recién nacida abandonada en una bolsa

Algunas historias nos demuestran lo corrompida que está la humanidad y lo insensibles que pueden llegar a ser las personas. En este caso, un perro salvó a una bebé recién nacida que había sido abandonada en el interior de una bolsa. Mientras que sus padres se deshicieron de ella, un peludito la salvó y le brindó la oportunidad de vivir.

Es realmente lamentable conocer este tipo de historias, pues nos avergüenzan y nos hace sentir que somos la peor especie. Se supone que los humanos somos seres pensantes, y que la misma humanidad nos debería hacer comprender lo que está bien y lo que no. Sin embargo, muchas personas carecen de sentimientos y son capaces de abandonar a sus propios hijos.

En Tailandia, un perrito llamado Pui salió a pasear como de costumbre cerca de su hogar. Él llegó a un vertedero de basura, y rápidamente se percató de una bolsa plástica que contenía en su interior un ser pequeño, indefenso y muy vulnerable; una bebita prematura. Pui jamás llevaba cosas a su hogar, pero ese día llevó la bolsa que encontró en el vertedero.

El perro salvó a una bebé recién nacida y se convirtió en un héroe

Al llegar a casa, Pui empezó a ladrar para llamar la atención de todos. Cuando vieron a la bebé, su familia quedó conmocionada y de inmediato la llevaron a un centro donde pudieran brindarle la ayuda médica necesaria. La bebé era prematura y pesaba tan solo 2 kilogramos. De no haber sido por Pui, sin duda alguna la pequeña no habría podido aguantar mucho más.

Por fortuna, este perrito supo exactamente que esta pequeña necesitaba ayuda y no dudó en actuar. Tras su heroico acto, Pui recibió una medalla de la cruz roja, quienes también le regalaron un nuevo collar. Asimismo, una fundación llamada Milagro de la Vida quiso agradecerle a Pui, y para ello le dio a su familia 260 dólares destinados a la comida y la alimentación de él y los otros dos perritos de la familia.

Lamentablemente, esta no ha sido la única vez que un bebé es abandonado como basura y rescatado por un perro. Recientemente, también en Tailandia, un can llamado Ping Pong encontró a un bebé que había sido enterrado por su madre de 15 años en medio del campo.

Este tipo de historias nos demuestra que a la humanidad aún le falta mucho por aprender, y que en muchas ocasiones, los perritos son más conscientes y con mejores valores que las personas.