Perro inquieto le roba la galleta a un niño y se pone a llorar con él

Todos sabemos cuánto disfrutan los niños comer galletas. Y también sabemos a la perfección que los perros también adoran comer galletas. Y más aún cuando son de arroz.

Algunos perritos ya desde pequeños son adictos a la comida. Parece que hasta serían capaces de vender el alma al diablo a cambio de conseguir galletas. Este perro, llamado Baloo, es uno de ellos.

Kanato Mori, de un año de edad, estaba comiendo una galleta de arroz que le había dado su madre. A su lado, estaba Baloo, muy atento a esa deliciosa galleta en la mano del niño.

Pero Baloo se sintió tentado y cuando menos lo esperaba Kanato, su mascota ya le había dado un mordisco a su galleta.

No conforme con ese mordisco, Baloo volvió al ataque para terminar comiendo completamente la galleta. Esto provocó que el pequeño comenzara a llorar.

Mientras estaba llorando, Baloo aprovechó el momento para tomar con su lengua las últimas migajas de galleta que habían quedado en la mesa, para después unirse al llanto del niño con un gran aullido.