Perro rescatista ayuda a otros dos perros en una canoa a la deriva

En una tarde al lado de un río calmo, no hay muchas cosas que puedan suceder, pero no estés tan seguro. Siempre puede ocurrir algo atípico que cambie la rutina de la tarde.

Así fue cómo el viento sopló más fuerte sobre el río, y una canoa que permanecía sobre la orilla comenzó a moverse hacia el centro del mismo. Dos perros que estaban jugando a unos metros de allí corrieron y saltaron hacia el interior de la canoa para que no se fuera del lugar, pero cuando estuvieron allí no supieron cómo controlarla.

Así, entre ladridos y pedidos de ayuda, otro perro, al otro lado de la orilla, escuchó el llamado de sus dos compañeros, ante lo que sin dudarlo se lanzó a las aguas del río.

Nadando sin parar, llegó hasta la canoa donde estaban los otros dos perritos. Tomó una cuerda que estaba sujetada a la canoa y comenzó el regreso hacia la orilla. Cuando llegaron, los perros saltaron contentos a tierra firme, agradecidos por la ayuda brindada por el perro rescatista.