Perro salva a unos cachorritos abandonados a su suerte en un pantano

Lamentablemente, en el mundo hay personas crueles que abandonan a los seres más inocentes e indefensos. Tal es el caso de esta historia en el que un perro descubre una canasta de cachorros abandonados, que evidentemente, fueron dejados con la terrible intención de que hallaran allí el final de sus vidas.

Todo ocurrió en un bosque en algún lugar de Indonesia, cuando un hombre decidió ir a trotar con su mascota como lo hacía habitualmente. Sin embargo, para el par de amigos aquél día sería muy distinto a otros y harían un descubrimiento impactante. Como era costumbre, el hombre tomó sus audífonos para trotar mientras escuchaba música, pero su perro llamaría su atención al comenzar a ladrar incesantemente.

Al ver el extraño comportamiento de su amigo perruno, el hombre decidió descubrir qué sucedía. Fue así que le permitió a su perrito guiarlo durante el trayecto. De un momento a otro, se logró escuchar un pequeño llanto, siendo una señal de alarma. Al acercarse más al sonido que habían percibido, hicieron el descubrimiento de una canasta con cachorros recién nacidos.

El perro descubre una canasta de cachorros abandonados y su dueño queda asombrado

¿Cómo alguien es capaz de abandonar a unos pequeños e inocentes seres? Los perritos recién nacidos son sumamente vulnerables y dependientes de su madre ¿Cómo podrían conseguir comida por sí solos? Ellos tampoco son capaces de regular bien su temperatura, por lo que podrían perecer a causa del frío.

Por fortuna, este perrito detectó a los cuatro cachorritos que se encontraban abandonados en mitad de una zona pantanosa del bosque. Cuando el dueño del perrito se dio cuenta de lo que habían encontrado, no pudo evitar asombrarse, pues no comprendía cómo alguien había sido tan insensible de haber dejado a aquellos pequeños a su suerte.

Rápidamente, el hombre tomó a los perritos y los llevó a un lugar seguro en el que una perrita los podría alimentar. Actualmente, uno de los cachorros fue adoptado por alguien y los otros tres viven con el hombre y el perrito que los rescató. Sinceramente, es inconcebible este tipo de acciones tan crueles e inhumanas, pues abandonar a unos perritos de apenas unos días de nacido es simplemente cruel.

Todo ser indefenso merece tener cuidados, atención y mucho amor, especialmente aquellos que están comenzando a vivir y a conocer el mundo. Y aunque hay personas sin corazón, afortunadamente hay muchas más que tienen un enorme corazón lleno de amor y humildad.