Perro se sacrificó para mantener a su dueño a salvo de los ladrones

Los perros son indudablemente, el mejor amigo del ser humano, pues demuestran su gran fidelidad y lealtad en las situaciones más extremas. Tal es el caso de Rex, este perro se sacrificó para salvar a su dueño, y no dudó ni un segundo para hacerlo. Conoce su increíble y conmovedora historia a continuación.

Rex es un pastor alemán, y su mejor amigo es un joven llamado Javier. Ambos son grandes amigos, y son bastante unidos. Una tarde, se encontraban en casa juntos, cuando de pronto Javier escuchó un ruido extraño, un vidrio rompiéndose y seguidamente las voces de unos hombres. Fue entonces que comprendió que unos delincuentes irrumpían en su hogar.

Javier se ocultó en el armario junto a su amigo Rex en la segunda planta de la casa con el teléfono en sus manos para llamar a emergencia. Reportó lo que estaba sucediendo y le aseguraron que la policía ya estaba de camino. No obstante, Rex decidió bajar para ahuyentar a los ladrones, quienes revolvían toda la casa en busca de objetos de valor.

Este perro no lo pensó para salvar a su dueño y lo logró a un alto precio

Cuando los ladrones vieron a Rex, se presume que intentaron huir, pero el perro consiguió morder a uno de ellos. A causa de esto, los dos ladrones se enojaron con Rex y le dieron una terrible golpiza. El perrito, malherido, volvió con Javier, quien permanecía oculto en el armario comunicándose con emergencia.

Al cabo de un rato, los intrusos decidieron subir al segundo piso, y fue entonces que Rex decidió salir nuevamente para defender a Javier. En esta ocasión, los ladrones sabían de la presencia del perro y estaban preparados para enfrentarlo. Cuando Rex salió para defender a su dueño, los ladrones le apuntaron con un arma y lograron acertar tres disparos.

Javier escuchó todo el alboroto, y estaba muy preocupado por Rex. Al instante, se escucharon las sirenas de la policía, y los ladrones salieron huyendo del lugar. Rex recibió dos disparos en su pata trasera y uno en su cuello, y a pesar de esto, continuaba con vida. Los gastos médicos de Rex fueron de 10.000 dólares, por lo cual su familia tuvo que recurrir a GoFundMe.

Gracias a las personas caritativas, se lograron reunir 60.000 dólares. La familia agradecida señaló que los fondos serían destinados a los cuidados médicos de Rex y que el resto sería donado a fundaciones que rescatan animales. Sin duda, una gran historia de amistad, heroísmo y bondad.