Perros conocen a sus nuevos compañeros de la casa

¿Quién ha expresado que los gatos así como los perros no son capaces de llevarse bien y convivir pacíficamente en un hogar?

El pensamiento de que estas dos especies deben llevarse como perro y gato no es nada acertada en la mayor parte de las veces, sobre todo cuando los perros están ávidos de conocer a sus nuevos compañeros de hogar.

Sumado a esto, existen varios estudios que demuestran que tanto perros como gatos pueden tener una relación armoniosa y sin necesidad de conflictos entre ambos.

El estudio también llegó a la conclusión de que cuando los perros y gatos chocan sus narices, es una señal de saludo, que los gatos interpretan como amistosa.

Resulta bueno que se conozcan en el momento en que el gatito sea menor a los 6 meses así como el perro menor a los 12 meses. Asimismo, puede ser más efectivo insertar al perro más tarde, puesto que éste tiene menos tendencia a compartir su lugar así como la atención de sus dueños. En definitiva, son más celosos y suelen marcar su territorio. Algo que no imposibilita que se lleven bien, como deja reflejado este video.