Perros fanáticos de los helados esperan ansiosos a que llegue el camión

Los niños siempre están emocionados de escuchar el sonido del camión de helados rodando por la calle, pero hay un camión lleno de golosinas que también podría llamar la atención de tu perro.

Hay varios restaurantes de postres sobre ruedas que atienden a clientes caninos en ciudades de Estados Unidos.

Estos trucks, además de vender helados a niños, también elaboran helados para perros a partir de ingredientes aptos para ellos, para que las barrigas de los perros no se alteren como lo harían con el helado común.

Todas sus creaciones están libres de lactosa, y utilizan un sabor a chocolate seguro para perros. Incluso también añaden algo de mantequilla de maní, ya que todos los ingredientes también son aptos para los humanos.

Algunos fabricantes de helados asisten regularmente a eventos para perros y hacen visitas a los parques para perros. Al pasear a tus cachorros en un día caluroso, ¿no sería fantástico ver un camión de helados para perros que venga por la calle?

Cuando llega el camión con los helados, reproduciendo su música típica, los perros ya advierten la llegada unos minutos antes. Puede que sea el olfato, el oído o la intuición, pero lo cierto es que ellos ya están preparados aguardando en la calle.

Sus dueños salen con ellos, y mientras los filman, registran con sus cámaras las escenas llenas de adrenalina e impaciencia. Estos perritos enloquecen cuando llega el camión de helados.

Si alguna vez corriste detrás de uno de estos camiones cuando eras niño, entonces sabes exactamente lo emocionado que están estos perros cuando escuchan la canción del camión de helados.

Esta música es como magia para los niños. Pueden oírla a kilómetros de distancia y se llenan instantáneamente de energía, rogando a sus padres por dinero y corriendo para encontrarse con el camión en la calle. El camión de helados es una parte notable de los veranos de muchos niños.

Claramente, a estos perros les encanta tanto tomar helado como a los niños. Escuchan la canción y salen corriendo, sabiendo que están a punto de saborear un rico helado.

Causa simpatía la paciencia y obediencia de estos perros mientras están sentados. Son muy educados. Y definitivamente saben que su recompensa está llegando. ¡Los perritos toman los helados y se llenan de alegría y sabores!