Perros paracaidistas: los héroes caninos de la Fuerza Aérea

Los perros son, indudablemente, animales con grandes habilidades. Debido a esto, resultan de gran ayuda en situaciones de emergencia. Es por ello que en varios países, reciben entrenamiento especial para ayudar a los cuerpos de seguridad y demás. En esta ocasión te hablaremos sobre los perros paracaidistas y su entrenamiento.

Por supuesto, este entrenamiento debe comenzar a edad temprana. Por lo tanto, los perritos son, por decirlo de alguna manera, reclutados desde cachorros para empezar su entrenamiento. Estos valientes cachorros pasan por duras pruebas que ponen a prueba sus nervios.

Algunas de las pruebas consisten en exponer a los canes a ruidos fuertes que simulan distintos sonidos en un cuarto llamado ‘cuarto de endurecimiento psicológico’. Entre los sonidos simulados se encuentran sirenas de ambulancias, tormentas, disparos, helicópteros y demás. De este modo, los perritos pueden estar adaptados a situaciones en las que el entorno puede parecer un caos.

Además de esto, se les entrena para identificar todo tipo de sustancias ilícitas, así como divisas, armas de fuego, bombas, y para rastrear personas. Es así como estos perritos pueden cumplir varias labores para el cuidado y la seguridad de la gente.

Estos perros paracaidistas se retiran a los 10 años

Para determinar cuáles canes serán perros paracaidistas, se les expone primero a otro tipo de pruebas. Para ello, el descenso en rápel es fundamental, pues así los perritos se acostumbran a las alturas y están mejor preparados para el paracaidismo.

Después de dos años aproximados de duro entrenamiento, los perros están listos para enfrentarse a la mayor de las pruebas. Es así que se dirigen al avión en donde deberán saltar junto a un acompañante. Los canes están asegurados por un arnés y con el equipo necesario para el salto dese 14.000 pies de altura.

Si todo sale bien, los perros no debería mostrarse nerviosos durante el salto, y podrán pasar la prueba. Y es así que podrán comenzar a prestar sus servicios a la seguridad de su país. Tras 10 años de servicio aproximadamente, los perritos podrán retirarse. Ellos serán adoptados para pasar el resto de sus días en un cálido hogar junto a una familia amorosa.

La vida de estos perros puede ser emocionante, pero también muy estresante. Es por ello que se les da de baja para que puedan pasar sus últimos años de vida de forma tranquila. Así, sólo deben preocuparse por jugar, divertirse y recibir mimos por parte de su familia.