Policía Ambiental de Colombia rescata a una pitbull abandonada en deplorables condiciones

La Policía Ambiental de El Santuario, Antioquia, Colombia, recibió un llamado de unos vecinos pidiendo ayuda. El pedido era acerca de una perra de raza pit bull que se hallaba abandonada y gravemente herida en un descampado de la zona al lado de una pequeña vía rural.

De manera inmediata la policía se acercó al lugar, encontrando efectivamente a la perra muy mal herida y en severo estado de desnutrición, descomposición, deshidratación, y con un 50% de su pelaje dañado.

Además del sufrimiento al que estaba sometida, tenía amarrada una cuerda al cuello y un saco cubría la totalidad de su cuerpo, en el que volaban moscas alrededor por el adelantado estado de descomposición de sus heridas.

Las personas que hicieron esto no pueden ser llamadas seres humanos, ya que todos los indicios conducen a que fue algo intencionado para que la perra sufriera y muriera de la peor manera. ¡Algo injusto e imperdonable!

Los policías, que actuaron de la mejor manera, la llevaron hasta la central policial y la bañaron cuidadosamente. Luego la secaron y le dieron de beber agua y algo de alimento. Pero la perra se encontraba muy mal, sin poder estar en pie.

Los policías hicieron todo lo posible, la acostaron sobre una cama improvisada y llamaron a un veterinario, quien le proporcionó suero por vía oral y analgésicos para calmar los dolores y cicatrizantes para curar las heridas.

Pero todo fue en vano. La perrita lamentablemente murió, no pudo resistir tantas heridas, tanto dolor y tanta injusticia de parte de los que la dejaron en ese terrible estado. Ahora está en un lugar mejor, sin sufrimiento.

Aún se desconocen los responsables del hecho.