Policía le quita la perrita a un joven por ser de raza pitbull

En diversos países, existen leyes que pueden ser bastante severas con algunas razas de perros en específico. Un ejemplo de esto, puede verse con este caso que sucedió en el Reino Unido, en donde la policía se llevó a una perrita pitbull que se encontraba en los alrededores del jardín de su hogar, mientras su dueño se encontraba fuera de casa.

Matt cuenta en esta historia, que tuvo que salir de casa por unos días dejando a su perrita pitbull de nombre Indy, bajo el cuidado de su padre. El joven pensaba que, al volver en un par de días encontraría como de costumbre a su adorable Indy en casa, dispuesta a recibirlo con la mayor alegría.

Sin embargo, esto se encontraba bastante lejos de su realidad. Al volver, además de no encontrar a su perrita en casa, se percató de que había una nota dejada por la policía en donde le mencionaban que se habían llevado a Indy por ser de raza pitbull, y que debía contactarse con ellos para resolver dicha situación.

La policía se llevó a la perrita de un chico por ser de raza pitbull, pero afortunadamente pudo recuperarla

Aparentemente, la policía había sido alertada por algún vecino sobre la presencia de la perrita en el jardín de Matt, mientras se encontraba ladrándole a un ave. Ante esto, las autoridades acudieron al lugar y se llevaron a Indy consigo.

Matt se puso en contacto con las autoridades respectivamente, y tras realizarle una serie de pruebas a Indy para comprobar su conducta, se la devolvieron al cabo de dos semanas, ya que la perrita demostró que además de ser tranquila, estaba bien entrenada por su dueño. Incluso, el oficial de legislación le comentó a Matt que Indy era la perrita más dulce y feliz que había podido conocer.

A pesar de que Indy volvió a su feliz hogar con Matt, lo hizo bajo ciertas condiciones impuestas por las autoridades. Entre algunas de estas, se encuentra el hecho de tener que utilizar bozal siempre que se encuentre en lugares públicos. Tampoco se le permite realizar algunas actividades que perros de otras razas si podrían realizar, tal como jugar a traer la pelota, palos u otro tipo de objetos.

Por su parte, Matt ha intentado a través de sus medios hacerle ver a la legislación que no todos los perritos de raza pitbull son una amenaza para las personas, mostrando como un claro ejemplo la conducta tan amigable de Indy. Sin embargo, hasta el momento no ha tenido muy buenos resultados con esto.

No obstante, este joven se siente afortunado porque hicieron una excepción con su caso, y permitieron que su perrita volviera a casa con él a seguir disfrutando de la vida feliz que llevan juntos. Matt dice que siente bastante orgullo de ser el dueño de una perrita tan dulce y amorosa, como lo es Indy.