Policías y ladrones caninos: ellos también se quieren divertir

Esta es la historia del oficial de policía Oakley y el ladrón Crusoe.

Oakley estaba tan emocionado de probar su nuevo paseo que apenas podía contenerse. Sobre todo una vez que descubrió que las luces parpadeaban.

El coche de policía de Oakley luce lindo y vistoso. Este perrito se preparó mucho tiempo para perseguir malhechores.

Estoy seguro de que la gente acelera a propósito sólo para ser detenida por este perrito policía. Pero de todos modos, como es habitual con Oakley, no pasó mucho tiempo antes de que su sombrero cayera sobre sus ojos y entonces él estaba conduciendo por la casa en un pánico salvaje.

Ajustarlo al tamaño del coche fue sencillo, ya que Oakley ama conducir y además no hizo ningún daño al nuevo y brillante coche de la policía.

Este perrito salchicha policía ya está listo para salir a hacer justicia, pero es necesario un chico malo.

Y aquí tenemos a Crusoe, un hermoso ladrón con una bolsa para su botín, dispuesto a tomar cosas que no le pertenecen.

Por lo tanto, el juego del policía y el ladrón ya estaba en marcha: Crusoe entraría a una habitación a robar golosinas, y Oakley tendría que seguirlo montado en su coche de policía.

Y así es como ocurrió. Eso fue muy divertido. Realmente, es un video muy original y gracioso. Y los dos perritos entienden el juego a la perfección.