¿Por qué a los gatos no les gusta el agua?

Como es bien sabido, a los gatos no les gusta el agua, la detestan y la evitan a toda costa. Pero ¿te has preguntado la razón de esto? Si es así, a continuación trataremos de explicar los motivos que hacen que a los gatos no les guste el agua.

A los gatos no les gusta el agua por varias posibles razones

Todos sabemos que los gatos evitan tener contacto con el agua, y ni hablar de los baños, sin embargo, no sabemos por qué motivo la detestan tanto. Pues bien, hay tres posibles razones, que juntas pueden darnos una respuesta bastante completa para quitarnos esta duda.

Costumbres ancestrales

De acuerdo a los científicos e investigadores, es posible que a los gatos no les agrade el agua debido a que sus ancestros vivían en zonas áridas y desérticas. Es decir que el hábitat natural de los ancestros de los gatos era el desierto, en donde no tenían que lidiar con el agua.

No necesitan mojarse

Además de esto, nuestros queridos felinos domésticos no necesitan tomar un baño, pues ellos mismos se mantienen limpios. De hecho, con uno o dos baños al año, tu gatito estará estupendo. Esto se debe a que los gatos poseen en su lengua papilas gustativas cónicas, estas parecen pequeñas garritas y le ayudan al gato a peinar su pelaje.

Asimismo, la saliva del gato le permite mantener su pelaje brillante y bonito. Es por ello que se lo pasan lamiéndose, para eliminar el pelo muerto, mantenerse limpios y hermosos. Es así que, a diferencia de los perros, los gatitos no necesitan baños periódicos.

Se cansan nadando

Otra de las posibles razones por las cuales a los gatos no les gusta el agua es porque, si bien saben nadar, se cansan rápido haciéndolo. Además, su pelaje no se seca rápido, lo que es molesto para ellos.

Pero esto no quiere decir que no existan gatos a los que les guste el agua. Hay gatitos que adoran la hora del baño y disfrutan muchísimo del agua. Aunque, ciertamente, es una gran minoría. Eso sí, para que esto suceda, es esencial enseñarle al gato desde pequeño a bañarse, así asimilan mejor el baño.

Sin embargo, hay que recordar que los baños no son tan necesarios en los gatos, y que hay que evitar hacerlo, pues podría alterar la salud de su piel. Si lo deseas, puedes ver el siguiente vídeo explicativo, en el que te enseñarán de forma dinámica y divertida las razones de que a los gatos no les guste el agua.