Por qué los cerdos también pueden ser divertidos como mascotas

Tener un cerdo de mascota en el hogar no es lo más común para una familia, pero en los últimos años se ha hecho algo más popular, principalmente en Estados Unidos.

Tenemos un ejemplo en este vídeo compilado, que nos muestra diferentes momentos que viven los dueños con sus adorables mascotas. Los cerditos no son tan extraños como muchos pensamos: ellos son una mascota más tanto como un perro o como un gato. La única diferencia es que comen bastante y suelen tener un peso más elevado. Pero fuera de ello, son muy parecidos.

Después de todo, los cerdos en un hogar son muy alegres y pueden compartir gratos momentos con los niños también. Suelen hacer muchas cosas cuando están con sus dueños o también cuando están solos, como por ejemplo abrir una nevera para robar alimentos.

Y no solo durante el día son divertidos, puesto que cuando llega la noche, los cerdos son la mascota más dulce del mundo, durmiendo ya sea con sus dueños en la cama o tratando de conciliar el sueño en sus propias camas diseñadas por sus dueños especialmente para ellos.

Esto demuestra que pueden ser mascotas muy recomendadas para cualquier familia, algo que queda cada vez más demostrado con la popularidad que están teniendo estos increíbles animales.