Querían adoptar el perro de raza, pero fingieron querer el mestizo cuando les ofrecieron dinero

Al momento de querer integrar a nuestra familia una mascota, nos puede surgir la duda de si adoptar a un perro mestizo o de raza. Lo cierto es que esto no debe importar, sino la conexión o el lazo que sientas con el perrito. Por supuesto, lo mejor es optar por adoptar y no por comprar, ya que hay muchos perritos en los refugios esperando por encontrar su hogar.

Una vez estés en el refugio, espera a que un perrito te elija a ti, pues allí podrás sentir el verdadero amor, ya que cuando una mascota lo elige a uno, la conexión es más especial. El perrito podrá ser de raza o mestizo, lo cual no tiene ninguna importancia, ya que estos seres son igualmente bondadosos, cariñosos y fieles sean o no de raza.

A pesar de que esto es una realidad, muchas personas prefieren a los perros de raza. Para comprobar una sospecha, un joven decidió hacer un experimento social. El joven, llamado Jefferson, tiene un refugio de rescate animal y un canal de YouTube llamado Jefferson Rescata. Él se dedica a rescatar a los animales más necesitados y velar por su salud y bienestar.

Ellos decidieron adoptar a un perro mestizo, pero no por las mejores razones

En esta ocasión, Jefferson realizó el experimento social en el que daría en adopción a dos hermosas perritas. Una de ellas era mestiza y la otra era Pug, como Jefferson sabía que la gente preferiría a la Pug, decidió comprobar si podía convencer a las personas de adoptar a la mestiza, la cual, además, era cieguita y tenía una patita desviada, pero por lo demás, era completamente sana. 

Para convencerlos, puso un anzuelo: les diría que se les apoyaría con la perrita dándoles mil dólares mensuales. Todos al acercarse señalaban el interés en adoptar a la Pug, sin embargo, cuando Jefferson decía que si adoptaban a la mestiza recibirían 1000$ cada mes, cambiaban de opinión y mostraban más interés en la perrita ciega.

Por supuesto, el dinero que les ofrecía era falso, y la posibilidad de adoptar a las perritas tampoco era real, pues no estaban siendo dadas en adopción, solo era parte del experimento. Todo esto sirvió para demostrar que las personas realmente sienten gran interés por el dinero, y que de lo contrario, no adoptarían a un perro mestizo antes que uno de raza.

Si deseas ver las reacciones de las personas que participaron en el experimento, mira el siguiente video. No todos reaccionaron de la misma forma, y una mujer en concreto se lo tomó muy mal.