Realiza un experimento social y descubre lo malas que pueden ser las personas con los perritos callejeros

Los perritos callejeros suelen estar expuestos a muchos peligros constantemente debido a la falta de un techo en donde poder resguardarse, así como a la de una familia amorosa que pueda cuidarlos. Existen casos, en donde las personas suelen dejar alimentos para los perritos sin hogar, pero no con las mejores intenciones. Muchas veces, dichos alimentos suelen contener desde veneno hasta cualquier tipo de elemento que puede resultar mortal para estos animalitos que, de manera ingenua e inocente ingieren la comida en su necesidad de saciar su hambre.

Daniel Saavedra es un Youtuber que ama los animales y está al tanto de esta situación tan terrible que deben vivir muchas veces los perritos callejeros. Por esta razón, se motivó a realizar un experimento social, en donde fingía ponerle clavos a unas salchichas que llevaba consigo, mientras les decía a las personas que encontraba en su camino, que estas las utilizaría para deshacerse de los animales de la calle. Lo curioso de esto fue ver la reacción de las personas cuando el joven les mencionaba sus supuestos planes.

El experimento social colocando clavos en salchichas para perros callejeros tenía como fin concientizar sobre la situación que viven los perritos sin hogar

Como era de esperarse, la mayoría de personas no estuvo de acuerdo con las malas intenciones que simulaba tener este Youtuber. Sin embargo, nadie se atrevió a denunciarlo a pesar de que las autoridades en varias ocasiones se encontraban cerca del lugar en donde se desarrollaba el experimento social.

Ante esto, Daniel Saavedra hizo especial énfasis durante su video, mencionando que es necesario denunciar este tipo de conductas. Esto naturalmente es lo que debería hacerse, pues guardar silencio o callar ante este tipo de situaciones, solo contribuiría a que los inocentes perritos de la calle sigan siendo víctimas de la crueldad de muchas personas sin escrúpulos.

Cabe destacar que las últimas personas a las que el Youtuber les realizó el experimento social, si estuvieron de acuerdo con la idea de darles el alimento alterado a los perritos de la calle para deshacerse de ellos. Evidentemente el Youtuber no les dio los alimentos a estas personas, y tras marcharse del lugar, en su video hizo nuevamente un llamado a la reflexión para evitar que este tipo de conductas tan crueles e inhumanas sigan ocurriendo.

Este experimento social nos ha demostrado lo importante que resulta tener conciencia sobre estos hechos a los que están expuestos día a día los perritos de la calle. Siendo lo correcto, denunciar cualquier injusticia o acto cruel al que estén expuestos los animalitos que conozcamos o veamos en cualquier momento. Guardar silencio ante una situación de estas, tan solo contribuiría a que estos inocentes seres sigan sufriendo.