Reír para no llorar: mujer intenta infructuosamente de evitar que su perro se lance al barro

A este perro le encanta sumergir su cabeza en el barro. ¿Pero por qué a los perros les gusta tanto el barro? Observemos este video hilarante de un Labrador llamado Toby que ama el barro.

Los perros son criaturas asombrosas. Son los mejores amigos del hombre, son leales en todo momento y muy confiables. Aman tanto a sus dueños, que sus vidas giran en torno a ellos. Son amables, traviesos y francamente adorables. Una de las cosas graciosas de los perros es que son como niños pequeños, traviesos y simpáticos.

¿Alguna vez has tenido el placer de tener un perro? Si es así, entonces sabrás lo increíble que es tener uno. Si hay una cosa que la mayoría de los dueños tienen que aprender sobre los perros, es que la mayoría, si no todos, ama ensuciarse. Ven un charco de barro, y se convierten en cerdos, ya que se emocionan al saltar para experimentar el agua marrón o negra que es muy difícil de lavar.

Ellos disfrutarán al imaginar lo que es rodar en el barro, para cubrir sus abrigos con el barro acumulado en charcos, pantanos y lagos. Pero, ¿te has preguntado alguna vez por qué?

¿Es porque está húmedo, frío y sucio? ¿Les gustan las cosas sucias? Hay muchas razones, y estamos aquí para arrojar algo de luz sobre este misterio.

Los expertos dicen que los perros antiguos hacían uso de este comportamiento para protegerse de sus enemigos. Muchos dicen que puede ser un indicador de que estos perros podrían estar cubiertos de barro para cubrir su propio olor y esconderse de otros perros o animales.

Otros dicen que los caninos suelen hacer esto para secarse cuando están mojados. Esta teoría se apoya en cuánto les gusta a los perros revolcarse en la tierra o en el barro después de cada baño.

Toby, el perro de este video, está haciendo algo de lo que mencionamos, pero lo hace con tanta gracia e inocencia, que no podemos dejar de mirarlo y enternecernos con sus chapuzones en el barro.