Sacerdote lleva perritos callejeros a misa para que los adopten

Se dice que nuestro nivel de humanidad se refleja en las acciones desinteresadas que somos capaces de realizar en beneficio de otros seres vivos. Un sacerdote en Brasil, ha decidido dar el ejemplo realizando una excelente labor en su iglesia, en donde permite la entrada de los perritos callejeros a sus misas, para aumentar sus oportunidades de poder encontrar un hogar.

João Paulo Araujo Gomes es el nombre de este sacerdote brasileño, quien es el párroco de la ‘Iglesia de Santa Ana’. Este hombre, se ganó el reconocimiento en su comunidad, y poco a poco se ha hecho cada vez más conocido por esta labor tan humana y noble que realiza en pro de los perritos que más necesitan su ayuda.


© Foto: Facebook/PadreJoao Paulo Araujo Gomes

El sacerdote lleva a los perritos al veterinario, haciendo todo lo posible por ayudarles a encontrar un hogar


© Foto: Facebook/PadreJoao Paulo Araujo Gomes

João además de dirigir las misas de la iglesia de Santa Ana los domingos en donde los feligreses y los amigos caninos son asiduos concurrentes, también se encarga de adoptar y darle acogida en su casa parroquial a todos los perritos que puede rescatar de las calles.


© Foto: Facebook/PadreJoao Paulo Araujo Gomes

El sacerdote atiende y cuida a los animalitos en su casa parroquial, hasta que mejoran física y emocionalmente, encontrándose listos para ser adoptados por alguien dispuesto a darles amor. Es así, que João se encarga de alimentar, llevar al veterinario y asear a los perritos que se encuentran en su iglesia conviviendo con él día tras día.


© Foto: Facebook/PadreJoao Paulo Araujo Gomes

Cuando llegan los domingos de misa, João hace todo lo posible para que estos amigos de cuatro patas puedan ser adoptados por algunos de los feligreses asistentes a la misa, con la intención de poder ayudarles a encontrar el caluroso y feliz hogar que tanto merecen.


© Foto: Facebook/PadreJoao Paulo Araujo Gomes

Son muchos los perritos que han encontrado un hogar, gracias al noble y arduo trabajo desinteresado por parte de este sacerdote. Esto ha hecho, que se note considerablemente una menor presencia de perritos callejeros en la comunidad brasileña en donde reside João.


© Foto: Facebook/PadreJoao Paulo Araujo Gomes

En cuanto a lo que piensa el párroco respecto a la concurrencia de los perritos callejeros a su iglesia, comenta que su iglesia es la casa de Dios, y al ser estos animalitos de Dios, siempre podrán acudir a ella cuando lo necesiten. Demostrando así João, que se ha enfocado en practicar una de las enseñanzas más importantes presentes en todas las religiones: el amor.