Sechim, un pato enamorado de una perrita de la que no se quiere separar

Sechim es un pato inquieto que parece estar obsesionado con Jongee, una perra que va de aquí para allá y lo ignora. Ser arañado, herido e ignorado no puede detener el afecto del lindo pato por la perra.

Parece bastante sorprendente, pero la amistad en el mundo animal puede ser muy variada. ¿Y por qué no? Después de todo, ser sociable y relacionarse con los demás es muy importante. Las amistades entre perros y caballos, perros y ardillas, gatos y loros, son bien conocidas hoy en día.

Incluso la amistad entre perros y gatos, que todo el mundo creía imposible, ha demostrado que pueden llevarse muy bien.

A los patos se los considera animales de granja. Pero también hay quienes aprecian a estas hermosas aves como mascotas.

No olvides que todo animal está dotado de inteligencia y sensibilidad. Por lo tanto, los patos también necesitan ser criados de manera responsable. No importa cuál sea la especie del animal, todos merecen ser tratados con cuidado.

Un hecho curioso, es que los patos son muy sociables. Por eso los patos se reúnen en bandadas, y son capaces de relacionarse con otras especies de animales, como los perros, dependiendo de la personalidad de cada animal y de cómo se crían.

Pero el caso que veremos es muy especial. A este pato, llamado Sechim, le encanta estar al lado, en todo momento, de la perra llamada Jongee. Sechim no quiere estar con los otros patos o formar bandadas; solo quiere la atención de una perra que acaba de convertirse en madre.

Jongee es madre soltera y no está interesada en Sechim. Ella lo rechaza muchas veces, pero, sin embargo, el pato persistente todavía está detrás de ella.

A Sechim no le importa salir herido para llamar la atención de Jongee, ni tampoco le interesan otros patos. Siempre que puede, huye de su grupo para encontrarse con Jongee.

La idea de ponerle esos zapatos nuevos a Sechim fue increíble, ahora puede caminar tranquilo con su amada sin lastimarse los pies. Esperamos que Jongee se dé cuenta del gran esfuerzo que hace Sechim para conquistarla. Lo que sí podemos asegurar, es que hacen una asombrosa pareja y que el pato está rendido ante la perra.