Sobrevivió toda su vida cerca de las peligrosas vías del tren, y así le devolvieron la felicidad

La organización Hope For Paws recibió algunas llamadas de personas que notaron un perrito que se encontraba en abandono y vivía cerca de las vías del tren. De hecho, el pequeño perro estaba justo al lado de las vías y dormía dentro de un denso arbusto.

Al principio, los rescatistas al llegar al lugar no podían ver nada, pero tras un rato, se percataron de la presencia del perrito. Para acercarse, decidieron ofrecerle comida, y así ver si el perro se acercaba a ellos o, al menos, se sentía en confianza. A pesar de recibir la comida y tomarla con gusto, el perrito no tenía ninguna intención de acercase a los rescatistas.

Cuando estos quisieron acercarse un poco más, el pequeño se metió dentro de un arbusto. Éste era bastante denso y lo hacía sentir a salvo. A causa de esto, a los rescatistas se les dificultó alcanzar al perrito. Sin embargo, gracias a un viejo collar que el perro aún tenía alrededor de su cuello, pudieron asegurarlo con una correa. 

Un nuevo comienzo para el pequeño que vivía cerca de las vías del tren

Poco a poco, y con mucho cuidado, los rescatistas pudieron sacar al perrito de aquél denso arbusto. Cuando lo tenían en sus brazos, se dieron cuenta del estado del animalito. Tenía garrapatas en toda la cabeza, especialmente en sus orejitas. Cuando llegaron al centro veterinario, el pequeño mantuvo una conducta muy cooperativa.

Al parecer, comprendía que necesitaba ayuda, y que aquellas personas se la brindarían. Al perrito que vivía cerca de las vías del tren lo bautizaron como TicTac. Esto, porque para poder quitarle las garrapatas y dejarle en buen estado, se requirieron varias horas. Después de todo y un refrescante baño, TicTac lucía con mejor ánimo.

Fue cuidado y alimentado por Hope For Paws hasta que pudo encontrar una amorosa familia que lo adoptara. Y finalmente, una cálida familia lo adoptó en víspera de navidad, quienes tenían mucho amor para darle. Además, TicTac pudo encontrar a un amigo de cuatro patas en su nuevo hogar, con el cual podrá divertirse mucho.

Hay muchas otras organizaciones que trabajan incansablemente para brindarle segundas oportunidades a los perritos que, tristemente abandonan. Gracias a ellas, familias amorosas y deseosas de rescatar a los perritos, tienen la oportunidad de adoptar. De este modo, más perritos pueden conseguir un hogar y recibir todo el cariño y amor que merecen.