Sorpresa y conmoción de rescatistas al hallar unos cachorritos abandonados

How Of A Dog llegó hasta donde se encontraban abandonados unos cachorros recién nacidos, al lado de una carretera y bajo unos pastizales.

Uno de los cachorros estaba llorando, al parecer, de angustia, justo al lado de la crecida hierba del camino, por lo que tuvo la suerte de ser escuchado por un morador, que inmediatamente se puso en contacto con Howl Of A Dog.

Al principio, el equipo de rescatistas pensó que tal vez algún animal salvaje o callejero había dado a luz allí. Pero resultó ser una de las más desgarradoras situaciones de crueldad hacia los animales que vivió Howl Of A Dog: los cachorros habían sido arrojados en una bolsa y quedaron allí sin ayuda, esperando a morir.

Era una lluviosa y muy fría mañana de otoño, y sus cuerpos estaban tan fríos que fue un milagro que sus pequeños corazones siguieran latiendo.

Dos de los cachorros estaban fuera de la bolsa, mientras que el resto fue retirado del interior de la misma.

Los cachorros eran recién nacidos y todavía tenían su cordón umbilical conectado.

El equipo revisó el área cuidadosamente para asegurarse de que no había otros cachorros, momento en el cual encontraron otro perrito atrapado en la hierba.

En total fueron siete los cachorros rescatados, pero lamentablemente cuatro de ellos fallecieron poco después de haber llegado al centro.

Sin embargo, los tres sobrevivientes (Bernie, Taz y Lizzie) han tenido una sorprendente recuperación, creciendo sanos y juguetones. Con 5 meses de edad, fueron vacunados y se les implementó un microchip.