Su dueña lo regaña por haber regresado a casa cubierto de lodo y con cara de culpa

Los perros son mascotas a las que les encanta jugar y divertirse. Muchas veces la diversión de estos animales implica ensuciarse, y mucho. Así lo hizo Benito, un Golden Retriever al que le pareció una excelente idea revolcarse en el lodo. Cuando su dueña ve que el perro lleno de lodo está frente a la puerta de la casa, no puede creer lo que contemplan sus ojos.

Sin duda alguna, a todo perrito le gusta correr por el parque y saltar en los charcos de lodo. Algunos incluso se revuelcan en el lodo, escarban la tierra, y muchas otras actividades que comprometen su limpieza. Pero ellos son felices así, y es lo que les importa, pues no tienen en cuenta que tras la diversión, luego podrían necesitar un baño.

Esto mismo le pasó a Benito, este perro quiso divertirse un poco en unos charcos de lodo. Debido a esto, sus patas, cabeza y gran parte de su cuerpo terminaron llenos de lodo. Cuando llegó a su casa, se detuvo frente a la puerta, a lo que su dueña lo vio, decidió capturar el momento en video y comenzó a regañarlo.

El pequeño perro lleno de lodo mira con cierta culpabilidad a su dueña y es muy enternecedor

La señora comienza a regañar a Benito, y para ello usa un lenguaje bastante vulgar a decir verdad. Aun así, se puede notar que la señora exagera un poco su reacción, y que después de todo, le habla con amor a su mascota. Mientras que la mujer regaña a Benito, este la mira con cierta culpabilidad, y hasta llega a desviar su mirada.

Cuando el perrito mira hacia otro lado, la señora le pide que no lo haga, pues le está hablando enserio. Después de un rato, el adorable Golden Retriever se retira hacia la sombra y se echa en el suelo. Si bien el regaño de su dueña le generó un pequeño sentimiento de culpa, después de todo él solo se divertía.

Lo que no cabe duda es que a Benito le aguarda un buen baño, y que la señora tendrá que esforzarse para sacarle toda la suciedad y el mal olor a su mascota, ya que en un momento señaló que olía a caño. Todo aquél que tenga un perrito en su familia sabrá que esto es muy usual, pues a nuestros canes les gusta divertirse mucho, y es habitual que se ensucien.