Trucos caseros que te serán muy útiles si tienes mascotas

Si tienes mascotas, seguramente quieras darles lo mejor, tanto para que se diviertan como para que tengan una buena calidad de vida. Sin embargo, a veces los precios de los productos para perros y gatos pueden ser un tanto elevados e inaccesibles.

Pero en este video se recopilan varias ideas que se pueden aplicar de manera fácil y muy económica, para que puedas darle a tu mascota la mejor vida que se merece, y gastando poco dinero.

Todos queremos y nos encanta jugar con nuestras mascotas. Nos ocupamos de cuidarlas y deseamos que se sientan felices en nuestros hogares. Es por eso que con estos simples trucos les podrás dar todo lo que necesitan con la simple tarea de reciclar distintos elementos que tenemos en la casa.

Existen gran cantidad de motivos para elegir el reciclaje, y el primero se relaciona al cuidado del medio ambiente. Por un lado lograrás ahorrar dinero, y por el otro estarás colaborando a reducir los desechos en el medio ambiente.

Una cosa que se puede hacer, y con la que comenzarás a ahorrar dinero, es fabricar un comedero de gato casero. Es simple. Solo tienes que recortar de una manera específica dos botellas de plástico. En una se colocará la comida que irá cayendo a la otra botella, que será desde donde comerá el gato.

¿Tienes problemas para cepillar el pelo de tu gato o perro? Tienes una solución barata: toma dos guantes de goma que tengas en la cocina y colócales pequeños puntos de pegamento en la parte de la palma. Así, cuando acaricies a tu mascota con el guante, los pelos quedarán adheridos al mismo.

Si tu gato raya los muebles con sus garras, la solución es rápida y sencilla: con una lija puedes limarle las uñas, así ya no dejará sus arañazos en toda la casa.

Pero también hay que ocuparse de que tu gato esté divertido y tenga juguetes para jugar. Con un tubo de papel higiénico y colocándole una bola en el interior, es suficiente para que tu gato juegue durante varias horas.

Las posibilidades son ilimitadas. Tanto es así que hasta se pueden usar prendas de vestir que ya no usas para fabricarle una linda casa a tu gato o una cómoda cama a tu perro.