Turistas en Zimbabwe sienten la furia de un elefante

Mientras un grupo de turistas se encontraba almorzando, un elefante se acercó al campamento instalado en medio de la selva y comenzó a comer vainas del suelo.

Nadie estaba alimentando al elefante y nadie le arrojó nada. Una vaina cayó del árbol detrás de donde se encontraban los turistas, y eso es lo que el elefante estuvo comiendo durante unos minutos.

Al grupo de personas le recomendaron que se quedara quieto y sin hacer ruido para no incomodar al elefante, algo que hizo. Pero el elefante dejó de comer y se acercó lentamente hacia las mesas, e inesperadamente arremetió con su trompa contra Shane y Stephen, dos turistas que estaban almorzando en el lugar.

El incidente tuvo lugar en el parque nacional de Mana Pools, en Zimbabwe, donde el irlandés Stephen Montague y su cuñado Shane Wolf estaban pasando sus vacaciones.

Es bueno tener en cuenta que hay que respetar el territorio de los elefantes, ya que la selva es su hogar. Estos animales son increíbles, y desde este sitio apoyamos el turismo responsable en el que los animales no se sientan invadidos.