Un chachorrito que no se da por vencido: él sólo quiere jugar con el bebé

Este perrito lindo no puede esperar para jugar a la pelota con el bebé. Por desgracia, no se da cuenta de que el bebé apenas puede sentarse, y mucho menos tirar una pelota. Aun así, el pequeño individuo está determinado a conseguir subir a la cama para jugar. Intenta una vez. Dos veces. Tres veces. Muchas veces. Pero siempre se queda corto.
 
Sus saltos parece que lo harán llegar a la cima de la cama, pero siempre se queda en el camino. A pesar de los saltos constantes uno tras otro, se nota que se encuentra en un buen estado físico, ya que pega saltos esforzados en gran cantidad y no se cansa.
 
 
Mientras, desde la cama, el pequeño e inocente bebé observa con atención los saltos frustrados del animado can, que en ciertos momentos da la sensación de estar cerca de llegar a la cima, pero que sin embargo sus patitas no logran saltar lo suficiente para lograr el cometido. 
 
No hay duda de que este hermoso cachorrito está ansioso por demostrarle todo su amor al nuevo bebé de la casa. 
 
¿Qué opinas tú? Comparte, comenta, dale “Me gusta”.